sábado, 11 de febrero de 2012

El hombre para Marx

[Escrito realizado por Lina Fabiola Murguía Robles]

INTRODUCCION

La filosofía marxista cuenta con la característica, muy por encima de muchas otras, que a pesar de no ser la más joven, logra ser una de las más populares  en la sociedad común que no se dedica precisamente a hacer filosofía, y claro está, también en el ámbito que se dedica a hacerla. Así que tenemos una especie de interpretación de diferentes autores y también tenemos un conocimiento vulgar y un tanto ajeno a Marx y perteneciente al pueblo de lo que esta filosofía es, y qué papel juegan en ella, en este caso, el concepto de hombre. Ya que el motivo de este ensayo es echar un vistazo al estudio del hombre desde una perspectiva de la filosofía marxista.

EL HOMBRE PARA MARX

Al escuchar, “Carlos Marx”  lo primero que se nos vendría a la mente serían  las palabras: economía, trabajo, burguesía, proletariado, lucha de clases, materialismo etc. Pero la intención de este breve ensayo es mantener como principal preocupación el hombre y su importante papel en la filosofía de Carlos Marx.

Marx contempla al hombre como un ser natural, que tiene una condición material, cuando Carlos Marx utiliza la palabra materialismo con referencia al hombre, basto número de vulgares interpretaciones aluden a la visión materialista de Marx como la necesidad del hombre por tener y consumir esto en virtud de una lucha natural en pro de su propia conservación. Aunque parezca mucho más simplista el materialismo para Marx, en el hombre consiste en algo mucho más básico, es decir, el planteamiento de que el hombre es un ser de la naturaleza, un ser orgánico, me atrevo a decir, un ser biológico, un ser en movimiento, propio de un mundo  que igualmente se encuentra en un constante movimiento, un mundo y un hombre que evolucionan o que simplemente son potencialmente evolutivos, por lo tanto Marx al respecto considera que dicha evolución en los hombres tanto como en el mundo y las sociedades, depende de la eliminación de aquello que no sirve, aquello que se ha vuelto un lastre o aquello que  se vuelve un motivo de involución y no de evolución del hombre.

En su concepción del hombre Carlos Marx acepta el trabajo como un medio de realización del hombre, es decir, un medio de expresión de este, un espacio donde el hombre es creativo, evolutivo, en el cual crea cosas que le facilitan tareas  y hacen más cómoda su vida y la de su comunidad, es decir, esta manera de ver el trabajo es un ejercicio de la libertad del hombre. Sin embargo este era el ideal de Marx del trabajo contrastante con la vida del trabajador  de la era industrial, cuyo trabajo estaba delineado de tal manera que el hombre no necesitara pensar, desear, querer u opinar respecto a su  desempeño en un trabajo particularizado, autómata, que además de absorberle largos periodos de tiempo en emplearlo, abría cada vez una brecha más  amplia entre el hombre y su naturaleza.  Estos temas son ampliamente abordados en los manuscritos de Marx en los que expresa  la disminución  progresiva  de la sobriedad del hombre y su creciente miseria respecto a las mercancías que produce, sin olvidar que su trabajo es para el capitalista e incluso para el trabajador mismo que deja en cada producto trozos de su vida. De lo que un día fue un manojo de sueños, ideas, emociones, instintos. ¿Por qué esta antropología filosófica de Marx y su manera de poner al desnudo parte de la historia del mundo del hombre se lleva a cabo desde el punto de vista económico, que en nuestra época consideraríamos a un abismo de distancia?  Por qué a diferencia de las filosofías anteriores Marx intentó responder una pregunta diferente, a saber: ¿Por qué unos tienen tanto y otros tan poco? Evidentemente su pregunta incluso formulada hoy en día, a primera impresión parecería tener una fácil, especifica y obvia respuesta, pero al intentar dar respuesta nos resultaría más difícil hacerlo. Ya que en el caso del humanidad,  las acciones y reacciones del hombre, la naturaleza y el origen de éste, cualquier respuesta inmutable, sería un atrevimiento, y por lo tanto iría en contra de la naturaleza del hombre en constante movimiento que Schopenhauer consideraría indefinible.
 
En lo personal creo que Marx al encontrar  un  obstruido  camino a la respuesta desde la filosofía, opto por recurrir a el análisis de la economía y  la sociedad para encontrarla, ya que como para él los sentimientos del hombre no son los que hacen la sociedad, ni a la economía, si no que la sociedad y la economía  crean los sentimiento de los hombres, estos se volvieron las preocupaciones de Carlos Marx en su antropología filosófica.

Marx encontró una brecha al estudio del hombre y la sociedad , que le trajo a la filosofía nuevos bríos, con una grafía diferente del hombre, este filósofo, economista , nos muestra un hombre natural , independiente, miembro de una sociedad, en movimiento  y libre, este hombre que Marx plantea a partir de lo que llaman su materialismo histórico plantea un hombre muy parecido al que llamaría Heidegger “ser en el tiempo”  o a un hombre que se hace con lo que hicieron de él, planteado por el existencialista francés Jean Paul Sartre.

La propuesta de Marx es un retorno a la vida a aquellos hombres cuya vida tiene precio por horas, que ya no son más de sí mismos, que de su patrón. Marx propone una lucha en contra del materialismo burgués mecanicista, para regresar al hombre a ese ambiente de libertad, donde se le regrese la oportunidad de pensar, arrancada por la automatización a la que se había estado sometido, que se le dé la oportunidad de pararse sobre sus propios pies.

Que la producción y su organización social  le permitan un retorno rumbo a sí mismo y hacia su naturaleza. Rumbo a sus posibilidades a la  toma de control sobre su vida.

BIBLIOGRAFIA:

- El capital I, Carlos Marx, fondo de cultura económica, 1979.
- Fundamentos de filosofía Marxista, F.V Konstantinov, Grijalbo, 1989.        
- Marx y su concepto del hombre, Erick Fromm, fondo de cultura económica, 1981.

2 comentarios:

  1. Marta Harnecker: para el marxismo, la comprensión última de los procesos históricos debe buscarse en cómo los hombres producen sus medios materiales de existencia [para sobrevivir y reproducir algún nivel cultural determinado]... Ésta visión común del pensamiento de Marx es la más influida por sus trabajos de carácter histórico y económico más rigurosos... Fromm, como otros, tratan de rescatar el pensamiento joven de Marx, ese que se plasma en sus famosos "Manuscritos económicos y filosóficos"... Me parece más que bien, ver aquí en "Blogos", no la perorata populista, simplista, acerca del pensar de Marx, la politizada, la leninista, la stalinista, sino esta muy humanista interpretación del Marx treinteañero, a lo mucho, que hace Erich Fromm... Humanista en el sentido de ver al hombre como un ser de la naturaleza, un ser activo, creativo, cuyas aspiraciones han de ser guardar una relación cada vez mejor, cada vez más recíproca, entre sus semejantes y su entorno natural...

    ResponderEliminar
  2. Buena entrada. Yo, sobre el MARXISMO, propongo esta entrada en la que todo se entiende muy bien: https://gabrielrosselloblog.wordpress.com/2017/02/17/breve-explicacion-del-marxismo/

    ResponderEliminar